Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Voluntariado

Voluntariado, una labor que se hace con el corazón

​​

Con la idea de hacer un aporte a la comunidad desde la responsabilidad social, involucrando a la institución y a sus empleados en un trabajo en conjunto; nace el Voluntariado, una alianza que busca beneficios para los habitantes del barrio la Avanzada.

En lo alto de las montañas del nororiente de Medellín, se instala un barrio que parece dominarse en las laderas. Al visitarlo, parece ir en dirección al cielo. Una realidad que para muchos es ajena, pero que para otros, como la Católica del Norte, es una realidad.

Allí, en medio de una topografía abrupta y de altas pendientes, se reprime el barrio la Avanzada, tierras en donde se puede observar gran parte de la ciudad de la eterna primavera; un mirador por excelencia, donde se visualiza todo, pero a la vez nada. Un lugar donde las oportunidades escasean, pero donde los sueños abundan.

En el año 1988, a la comunidad llega la Corporación Pro-marginados, entidad sin-ánimo de lucro que ayuda y capacita a los más necesitados; razón por la cual ejecutan un trabajo en contra de sus problemáticas por varios años. Ante la cantidad de dificultades, un familiar de la presidenta de la Corporación, dona sus tierras para que la organización continuara generando ayudas; la falta de vivienda era el común denominador de las familias de la época, y es así como surge la urbanización Nuestra Señora del Rocío.

Después de tocar diversas puertas con entidades de la ciudad, en el 2006 la Corporación decide incluir la parte de formación a la población infantil, y es así como surge la Institución Educativa Nuestra Señora del Rocío, con los grados de transición y primero, enel primer año; y los grados restantes en los años siguientes. En el 2009 se gestiona la licencia de funcionamiento y se convierten en contratadores, junto con la Secretaría deEducación; desde ese momento la Secretaría de Educación paga por cada estudiante, y es administrado por la Entidad y dirigido a recurso humano, material, dotación y arreglos.

Hace ya tres años, con la idea de hacer un aporte a la comunidad desde la responsabilidad social, involucrando a la institución en un trabajo en conjunto con sus empleados, nace el voluntariado.

“Pensamos en hacer algo que nos permitiera descentralizarnos como Institución, y no solamente una presencia virtual, si no tener la posibilidad de aportarle a una comunidad nuestros conocimientos. Así nació la idea de este voluntariado y de la


forma como nosotros queremos visibilizar el sentido humano, y los procesos de reconocimiento en cuanto a la importancia de la responsabilidad Social, que tiene la Católica del Norte” Comenta Karla Arroyave Moreno, Trabajadora Social de la Institución.


La Católica del Norte y la Corporación tienen una alianza con Fenalco Solidario, razón por la cual la institución llega a la escuela con la propuesta de hacer un voluntariado, de la mano de Karla Arroyabe Moreno; se gestionó la idea y se empezó como una prueba piloto; la aceptación fue tanta que el convenio tomó fuerza y actualmente va para su tercer año de ser aplicado en la comunidad de la Institución Educativa, Nuestra Señora delRocío.

Cada mes, la escuela recibe la visita de los voluntarios y colaboradores que de corazónsacan un espacio de su horario laboral, para alegrar y compartir una tarde con los niños más necesitados de esta comunidad. Las actividades que se plantean son: Talleres formativos y de emprendimiento, actividades deportivas, socialización con los padres de familia y asesoría psicológica; todo de acuerdo con los conocimientos de cada una de las personas que aportan a su formación.

“Inicialmente éramos 5 voluntarios, al tiempo creció el aporte de colaboradores. Esta es la forma de hacerle un homenaje a lo que es nuestra filosofía institucional, y a su sentido humano; la idea es apoyar y dejarles algo bonito a los niños, profesores y padres de familia.” Sostiene, Karla Arroyave.

Quien además agrega, la gratificación que genera la responsabilidad social institucional, la interacción con los empleados, el sentido humano y la parte más importante que es el ayudar al otro.

“Cuando digo mañana vienen los profes de la Católica, eso es la gritería; ellos ya sabenque ese día “no hay clase”, pero hay manualidades, películas, deportes y olvidan sus materias. Cada uno de los voluntarios tiene su enfoque, lo importante es la parte formativa y los valores que ellos trabajan”; comenta Martha Silvia Flórez Morales, directora del centro Educativo Nuestra Señora del Rocío.

Una de las docentes de la Institución Educativa, comenta lo gratificante que es trabajarcon este tipo de población, “cuando se ve que ellos están saliendo adelante, que van aprendiendo muchas cosas, uno dice que vale la pena estar acá, pero si no tienes serenidady el valor del servicio te da duro. Uno estando afuera, siente que algo le falta, no soy capaz de estar sin esta labor. Estoy en mi casa y pienso- Ay Dios mío, me hacen falta los niños me hace falta estar allá”, Agrega Yolima Taborda Monsalve.


El voluntariado es una actividad que se hace con el corazón; una labor que nace desde el sentido humano que tiene la Católica del Norte, y como valor fundamental, es una actividad que llena el alma de los empleados que la aplican, un grano de arena que se aportaa la comunidad desde la institución y un gran compromiso con su responsabilidad social.

“Me siento muy orgulloso de pertenecer al voluntariado, ya que se me ha dado la oportunidad de compartir con los niños y la comunidad; es un espacio para brindarles conocimiento, poder compartir con ellos toda mi alegría y energía en pro a la educación.

En mi vida profesional me ha aportado porque me ha ayudado hacer un mejor ser humano y entender que tanto niños, como adultos, estamos en un constante aprendizaje”, indica Marlon Arléx Ortiz, voluntario.


Un voluntariado que termina este 2014, con la satisfacción de haber contribuido a un añolleno de aprendizajes, juegos y risas que amenizaron y contrarrestaron la realidad que se vive en este apartado barrio, donde queda la enseñanza de ser mejores personas y de no perder la capacidad de soñar. Culmina un año lleno de experiencias pero continúa un 2015 lleno de aportes para toda la comunidad de la Institución Educativa Nuestra Señora del Rocío.​​​

Recomendando & Ganando